CARACOL


La creciente demanda de productos de origen orgánico libres de patógenos y agentes químicos, ha estimulado a diversos productores a encaminarse en el desarrollo de nuevas alternativas agrícolas que propicien una mejor estabilidad económica y brinden a la comunidad productos de excelente calidad nutricional. Entre las diversas alternativas de producción ha cobrado notable importancia el cultivo del caracol terrestre, especialmente a nivel internacional y en los últimos años a nivel nacional.

La Helicicultura o cría de caracol ha sido motivada por la disminución de las especies naturales sometidas a la recolección indiscriminada sin ningún control ambiental en los países europeos, sumado a ello la demanda constante y creciente del caracol a nivel mundial y los altos precios que por el se pagan en algunos mercados internacionales le confieren a esta actividad una especial atención ya que se constituye en un ejercicio rentable con baja inversión económica y un excelente rendimiento productivo.

No hay comentarios: